Los adjetivos adecuados para el currículum pueden hacerte más visible para los empleadores

Crea tu curriculum profesional en minutos

Describirse a uno mismo es una tarea engañosa: dar a entender a un tercero que contamos con unas cualidades determinadas cuando no nos conoce de nada puede ser arriesgado, aunque en el caso de los currículums, es importante dar alguna pista en forma de adjetivos calificativos profesionales. Vamos a aprender algunos ejemplos y criterios para incluirlos en nuestro CV.

Adjetivos para describir a una persona

Cada uno somos de una manera, tenemos un carácter concreto y contamos con una serie propia de puntos fuertes y débiles. Mediante los adjetivos, las personas describimos nuestras cualidades, y ayudamos a otros a que nos conozcan mejor.

En los CV abundan los adjetivos calificativos que destacan las virtudes de un candidato, porque no nos engañemos: todos queremos causar una buena impresión al reclutador. Por ejemplo:

  • Abierto a nuevos retos
  • Activo
  • Adaptable
  • Ambicioso
  • Aptitudes de negociación
  • Asertivo
  • Buen trato personal
  • Capaz
  • Cauto
  • Comunicador
  • Conciliador
  • Constante
  • Convincente
  • Cooperativo
  • Cordial
  • Creativo
  • Cuidadoso
  • Decidido
  • Digno de confianza
  • Dinámico
  • Eficaz
  • Emprendedor
  • Enérgico
  • Entregado
  • Entusiasta
  • Especializado/especialista en…
  • Ético
  • Experto
  • Facilitador
  • Fiable
  • Flexible
  • Hábil
  • Honesto
  • Independiente
  • Metódico
  • Motivado
  • Multitarea
  • Ordenado
  • Organizado
  • Orientado a resultados
  • Pensamiento estructurado
  • Persistente
  • Persuasivo
  • Práctico
  • Previsor
  • Productivo
  • Puntual
  • Rápido
  • Responsable
  • Seguro
  • Solucionador
  • Trabajador
  • Tolerante
  • Versátil
  • Voluntarioso
Más allá de la formación académica, la experiencia profesional o las hard skills, lo cierto es que las empresas siempre se mostrarán más proclives a contratar personas que, además, reúnan buenos atributos personales (las conocidas soft skills).

Pero quizá pensemos que un técnico de selección, al leer que un candidato reúne algunas de las características del listado, habrá quedado prendado de él y estará deseando conocerle, entrevistarle y hablarle de él a los responsables de la organización, que, por supuesto, querrán incorporar a una persona de tantísima calidad a su plantilla.

adjetivos para cv

Ejemplos de adjetivos positivos para usar en el currículum y dónde ponerlos

La realidad es que los reclutadores ven muchos currículums todos los días, y están acostumbrados a leer autodescripciones de todo tipo: uno de los mejores consejos para encontrar empleo que podemos darte es evitar que hagas una inclusión indiscriminada de adjetivos positivos en el CV.

¿Por qué? Porque algunos calificativos podrían resultar incoherentes en la imagen de nosotros mismos que estemos intentando transmitir al técnico de selección; esta incoherencia también podría darse cuando no podamos  respaldar los adjetivos  incluidos en nuestro CV.
Por lo tanto, vamos a analizar algunos ejemplos de adjetivos calificativos positivos que podemos utilizar para enriquecer el texto de nuestro CV. Verás que, de esta manera, se puede decir lo mismo de una forma mucho más natural y convincente.

Soy un trabajador comprometido…

Primer ejemplo de la mencionada incoherencia: un candidato que se describa a sí mismo como “comprometido”, y en cuyo currículum refleje varios cambios de trabajo en periodos relativamente cortos de tiempo. Si no has podido hacer carrera en ningún trabajo, tu supuesto compromiso no sonará convincente.

En cambio, si la sección de experiencia laboral demuestra que has tenido pocos trabajos, pero has permanecido durante varios años en cada uno, podrás describirte como un empleado comprometido que has hecho carrera en las empresas donde has trabajado. Asimismo, esta aptitud se deducirá por sí sola al mencionar tus actividades de voluntariado.

De todas formas, esta incoherencia no se percibe igual al contrario: los reclutadores no tienen por qué tildar de “no comprometido” a un candidato que haya cambiado de trabajo cada poco tiempo, porque seguramente tal rotación haya respondido a unas razones meditadas.

Cuento con dotes de liderazgo…

Siguiente incoherencia: el candidato se autoproclama «un líder» y nunca ha tenido que encabezar un equipo de trabajo o liderar un proyecto con más personas. Este adjetivo calificativo aquí sonaría algo débil, ¿no?

Pero si has podido liderar grupos de trabajo en tu experiencia laboral, al mencionarlo ya estarás reforzando tus atributos de liderazgo: puedes ubicar también este calificativo en el extracto de tu perfil, si es que responde a un hito de tu historial del que estás especialmente orgulloso.

Soy versátil y me adapto fácilmente a los nuevos entornos…

Seguimos con las incoherencias: el candidato se describe como «adaptable», pero su trayectoria profesional consta de un solo trabajo, en el que ha permanecido en el mismo puesto durante muchos años. Resulta poco creíble que haya experimentado siquiera otros entornos a su alrededor.

Pero si tu perfil consta de varios trabajos en distintas empresas, o has progresado en la misma compañía a través de roles y puestos diferentes, sin duda que tus capacidades de adaptación brillarán por sí solas.

Me considero ambicioso…

Otra incoherencia: el candidato que se considera «ambicioso», pero que no puede justificar en su currículum la consecución de ningún objetivo, más allá de cumplir con sus funciones laborales estrictas.

Pero si en tu CV puedes acreditar que te has enfrentado a trabajos marcados por unos objetivos que has cumplido con éxito, el reclutador verá respaldada tu ambición.

Adjetivos cv

Cuáles deberías evitar

  1. Profesional. La profesionalidad se presupone siempre: todos somos profesionales hasta que se demuestre lo contrario.
  2. Multitarea. En casi todos los trabajos se requiere hacer varias cosas a la vez, pero ten cuidado con este adjetivo, no vaya a ser que des a entender que eres una persona “poco centrada”.
  3. Experto. Si te catalogas como experto, vas a tener una gran responsabilidad a la hora de acreditarlo o demostrarlo: su utilización puede denotar una personalidad egocéntrica, narcisista o, simplemente, poco realista.
  4. Apasionado. Es una cualidad que se debe sobreentender de cualquier candidato: aparte, si la tienes que recalcar, el reclutador podría pensar que eres una persona con escaso control sobre sí misma.
  5. Exitoso. Los éxitos forman parte de tu historial: no deberías catalogarte así si tu currículum no desprende una carrera verdaderamente llena de éxitos profesionales.

 

En función de los adjetivos que emplees para describirte, la atención del reclutador podría sentirse realmente atraída por tus cualidades, pero si te atribuyes calificativos que no concuerden con tu perfil (y eso los técnicos de selección lo detectan rápido), tu CV no dejará de ser uno más. Te dejamos algunas plantillas de ejemplo para ayudarte en la selección de tus adjetivos calificativos personales y profesionales.

Artículos similares