Cómo exponer tu disponibilidad en el currículum

Existe un dato que los demandantes de empleo suelen olvidar a la hora de confeccionar un CV: la disponibilidad laboral. Y esto puede ser un error, sobre todo si la oferta de trabajo corresponde a sectores en los que resultan indispensables la movilidad, los turnos, los cambios de horario laboral, la jornada partida o la actividad en sábados, domingos y festivos.
Profesional revisando una solicitud de empleo

Crea tu curriculum profesional en minutos

En estos casos, la correcta redacción de un pequeño apartado indicando nuestra disponibilidad, puede ser el factor que haga que el reclutador incline la balanza de tu lado, convocándote para una entrevista laboral.

Tipos de disponibilidad para el currículum

El abanico de modalidades de disponibilidad que algunas empresas requieren es casi tan amplio como la naturaleza de sus actividades. Analicémoslas, una por una:

Disponibilidad horaria

En este punto, lo primero es indicar si tu horario preferente es de mañana, de tarde, indiferente o si tienes algún conflicto de horario en alguna ocasión. Análogamente, tendrás que especificar si prefieres trabajar en jornada partida, continua o si prefieres adaptarte a ambas opciones de jornada.

Lo mismo se aplica en caso de que prefieras jornada completa o a medio tiempo. Si tudisponibilidad es limitada, deberás dejar constancia de ello en tu CV.

Disponibilidad de incorporación inmediata

Si puedes incorporarte al trabajo de un día para otro, lo mejor es especificar este dato cuanto antes. En caso contrario, puede ser una buena idea añadir una frase como “Antes abandonar mi actual puesto de trabajo, debo avisar a mi actual empresa con quince días de antelación”.

De esta forma, tendrás una constancia de tu intención de incorporarte, cuanto antes, a tu nuevo puesto.

Disponibilidad para viajar o reubicarse

La movilidad es imprescindible en algunos trabajos, como es el caso de agentes comerciales y ejecutivos de alto ‘standing’.

Igualmente, existen puestos en los que el empleado es reubicado en distintas instalaciones de forma permanente: piensa en los formadores de personal de las grandes empresas, o en los trabajadores que son contratados con el fin expreso de cubrir bajas y vacaciones en distintas oficinas.

Cuando que este tipo de disponibilidad sea un factor determinante para acceder al empleo, añádela a tu CV.

Disponibilidad para horario nocturno permanente

Son muchas las empresas de vigilancia y transporte que buscan empleados cuyo horario habitual es nocturno. Si estamos dispuestos a trabajar con nocturnidad permanente, no dudes en dejar constancia expresa de ello.

Disponibilidad para trabajar sábados, domingos y festivos

Muy conveniente indicar esta disposición si la oferta de trabajo procede de alguna empresa que trabaje en grandes centros comerciales. Los evaluadores están muy habituados a entrevistar a personas que no aceptan el puesto por este motivo. Por tanto, los CV que indican la aceptación expresa para trabajar en esos días, son prioritarios para los reclutadores de centros comerciales.

Disponibilidad para trabajar a turnos

Como en el caso anterior, es un factor importante a resaltar cuando la oferta proviene de centros comerciales, grandes cadenas de supermercados urbanos, y empresas alimentarias de producción continua.

disponibilidad laboral

¿Cuándo incluir este apartado?

Un consejo previo: aunque desees mostrarte disponiblw en todos y cada uno de los casos relacionados con anterioridad, jamás deberás incluir una lista tan extensa en nuestro CV.

No se trata de eclipsar el resto de tu currículum, sino de añadir un dato adicional que realce tus méritos personales, laborales y académicos. Por tanto, debes analizar  qué tipo de disponibilidad busca el empleador  para añadirla en un lugar destacado, de forma concisa.

Debes incluir tu disponibilidad laboral en un sitio visible y prioritario de nuestro currículum, siempre que la lógica indique que puede ser un valor añadido a tus cualidades y aptitudes. No solo eso, sino que es aconsejable destacarlo mediante un resalte o recuadro. La siguiente lista muestra los casos más habituales en los que se requiere disponibilidad:

  • Policía y bomberos
  • Vigilancia privada
  • Sector sanitario en general y residencias de ancianos
  • Farmacias
  • Hostelería
  • Formación presencial de personal
  • Servicios de limpieza
  • Agentes comerciales
  • Altos ejecutivos de cualquier sector
  • Abogacía
En caso de duda, lo mejor es incluir la disponibilidad laboral por un hecho simple: este es un dato que  nunca restará puntos,  amenos que la agregues con el objetivo de alargar tu currículum de manera artificial. En ese caso, el evaluador se dará cuenta y podría penalizarte.

¿Cuándo es mejor no incluirlo?

Cuando los trabajos ofertados son de horarios rígidos e invariables, no es necesario incluir la disponibilidad. A modo de ejemplo, añadir tu disponibilidad para buscar empleo en los siguientes sectores solo servirá para que tu currículum sea un poco más largo:

  • Sucursales bancarias
  • Agencias de seguros
  • Asesorías y gestorías
  • Oficinas de venta de telecomunicaciones
  • Comercialización de energía
  • Reparación y mantenimiento de vehículos
  • Venta de automóviles (se da por supuesto que se trabaja los sábados por la mañana)
  • Pequeño comercio
  • Organismos públicos
  • Trabajos administrativos en general
No obstante, repetimos lo indicado anteriormente: si tienes duda acerca de la necesidad de reflejar la disponibilidad, inclúyela, excepto en el caso de que añadirla sea solo ocupar espacio en tu documento.

¿Dónde incluir la disponibilidad en el currículum?

La opción más inteligente es colocarla en la banda lateral izquierda del CV, bajo tus datos personales, perfil y habilidades.

Si este dato puede resultar definitivo para la selección, entonces, lo mejor es colocarla en un lugar aún más preferente: en esa misma banda lateral, pero justo debajo de tus datos personales, antecediendo al perfil y a las habilidades.

De esta forma, será lo primero que verá el evaluador, llamando su atención, y provocando que muestre más interés en leer el resto del currículum.

En el caso de que la plantilla de tu currículum sea demasiado sencilla y no disponga de esa banda lateral, colocaremos la disponibilidad en la mitad superior de la primera hoja, destacada mediante recuadro o resalte.

Conclusión

Resumamos el procedimiento en tan solo dos pasos:

  1. Debes analizar con cuidado la oferta para detectar qué tipo de disponibilidad laboral puede ser un factor determinante o necesario para el evaluador.
  2. Considera tu disposición real para trabajar en esas condiciones horarias o de movilidad. Si estas condiciones no suenan convenientes, lo mejor es no añadirlas. Y en algunos casos, lo mejor es ni siquiera enviar el currículum.
Y una sugerencia final: aunque la oferta no indique que se precise ninguna disponibilidad específica, es buena idea añadir, como última línea del apartado “Otros datos de interés” la siguiente frase corta: “Disponibilidad inmediata”.

Solo ocupará una línea, y puede ser un pequeño empujón para ayudarte a conseguir tu entrevista laboral.

Artículos similares