Partes de un currículum – Guía práctica para rellenar tu CV adecuadamente

partes de un cv

Crea tu curriculum profesional en minutos

Si quieres que tu CV sea memorable al punto de que el reclutador disfrute leerlo, tienes que presentarlo de forma organizada. Aquí te explicamos cuáles son las secciones imprescindibles y qué información debes proporcionar en cada una de ellas con base en tu perfil profesional.

Aunque suene paradójico, todavía hay profesionales que desconocen la manera correcta de estructurar un curriculum vitae. Esto, lamentablemente, entorpece la lectura del CV a los encargados del departamento de recursos humanos. Incluso, desisten de leerlo.

No cometas el mismo error.

Si quieres impresionar a tu futuro empleador, lo primero que debes hacer es conocer cuáles son las partes de un currículum y cómo desarrollar cada una a tu favor. Justo lo que te explicamos en esta guía práctica (con ejemplos). ✔

¿Cuáles son las partes de un currículum?

Las partes de un curriculum vitae son las diferentes secciones que lo componen, es decir 👇:

  • Encabezado o título.
  • Información de contacto.
  • Extracto, sobre mí o perfil profesional.
  • Experiencia laboral.
  • Formación académica.
  • Habilidades.
  • Idiomas.
  • Información adicional (opcional).

Estas son las secciones imprescindibles que deben estar en tu currículum, porque aportan los datos mínimos que el reclutador quiere conocer sobre tu perfil laboral y personal.

En términos generales, aunque puede haber excepciones según el puesto que se desee ocupar o con cuánta experiencia se cuente como candidato, estas secciones son las mismas en —casi— todos los casos. Lo que podría variar, si aplica, es la posición de los apartados.

A continuación, podrás apreciar con más facilidad cuáles son las partes de un currículum 👇:

Partes de un currículum

Encabezado

El encabezado es el marco de tu CV, el primer apartado que verá el reclutador, el título. Aquí solo debes mencionar tu nombre, apellido y titulación profesional, ocupación o empleo al que aspiras.

Por ejemplo 👇: 

CORRECTO
Mercedes Bravo Jaime
Arquitecta paisajista

Recuerda que no es necesario que escribas «curriculum vitae» en este documento porque ya se sobreentiende que es tu hoja de vida. Este es un error que puede opacar tu candidatura.

📌 Consejo extra: para mantener un buen contraste, puedes escribir tu nombre y apellido en una fuente más grande, así destacará y llamará más la atención del reclutador.

Información de contacto

Ahora el empleador quiere saber cómo puede comunicarse contigo si quedases seleccionado. Aquí debes mencionar todos los medios de contacto que sean posible. Entre ellos 👇:

Los datos básicos imprescindibles 👇:

  • Dirección (tan específica como sea necesario).
  • Teléfono móvil (mejor que teléfono local).
  • Correo electrónico (uno profesional, evita usar el mismo de tu infancia).

Ahora bien, también puedes incluir otros datos, como los siguientes 👇:

  • Edad y fecha de nacimiento (solo si es requerido).
  • Redes sociales (perfil de LinkedIn, sobre todo, también Instagram, Facebook o Twitter).
  • Página web o blog de tu marca personal.
  • Portafolio (ideal para puestos creativos de marketing, diseño gráfico, entre otros).

Pero no es recomendable incluir estos datos 👇:

  • Nacionalidad.
  • Estado civil.
  • DNI.
  • Cantidad de hijos.
  • Lugar de nacimiento.
💡 Nota: la fecha de nacimiento es un dato que debes manejar con cuidado (no es muy común), en este artículo te explicamos cuándo es oportuno incluirla y cuándo es mejor omitirla.

Dale un vistazo a este ejemplo 👇:

CORRECTO
Madrid, España
+34 000 00 00 00
[email protected]il.com
LinkedIn: Mercedes Bravo Jaime.

Esto es más que suficiente, pero, si lo prefieres, puedes incluir algunos de los datos opcionales siempre que sean indispensables para optar al puesto.  Evita recargar esta sección .

Extracto o Sobre mí

Este es un breve resumen de tu perfil profesional, también conocido como «Sobre mí».

El objetivo de este párrafo introductorio es presentar la información más destacada de tu recorrido laboral o académico, eso que consideras que podría diferenciarte de otros candidatos, para motivar al reclutador a continuar leyendo el resto de las secciones de tu CV.

Debes tener en cuenta que el extracto puede variar entre objetivo profesional o perfil profesional. Tienes que incluir aquel que se ajuste a tu candidatura.

El objetivo profesional

Esta es una de las partes de un currículum sin experiencia laboral.

Si tienes poca o nada de experiencia en el área, bien sea porque estás recién graduado, todavía estudiando o hiciste una transición de sector, redacta tu objetivo profesional en esta sección.

Este extracto no es más que una breve descripción de tu perfil dejando de lado tu experiencia laboral y, en su lugar, mencionando otros datos también relevantes, como los siguientes 👇:

  • Formación académica.
  • Habilidades destacadas.
  • Logros importantes.
  • Prácticas o pasantías profesionales.
  • Objetivos o aspiraciones en la empresa.

Por ejemplo 👇:

CORRECTO
Objetivo profesional
Recién graduado en el Grado de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Autónoma de Madrid y reconocido como el mejor estudiante de la promoción. Deseo iniciar mi carrera profesional en Mercadona porque considero que es uno de los principales supermercados de España, donde ansío poner en práctica mis habilidades en gestión administrativa, elaboración y análisis de documentos administrativos, y trabajo en equipo.

El perfil profesional

Si, por el contrario, ya tienes experiencia laboral en el área, entonces puedes incluir un perfil profesional sin ningún problema. Entre los datos que puedes mencionar están los siguientes 👇:

  • Años de experiencia.
  • Área de especialización.
  • Dónde has trabajado recientemente (nombre de las compañías).
  • Principales logros de tu carrera profesional.
  • Principales habilidades.

Por ejemplo 👇:

CORRECTO
Perfil profesional
Gerente financiero con más de 10 años de experiencia en la óptima gestión del departamento de finanzas de empresas de la industria textil. He tenido la fortuna de trabajar con varias empresas del sector, siendo Zara una de mis experiencias más recientes y para quien diseñé un plan financiero que les permitió reducir sus costos de producción en un 67 % en el 2021. Tengo habilidades en la administración y auditoría de finanzas de grandes corporaciones.
📌 Tip extra: conoce más detalles sobre el perfil profesional.
Cómo redactar cada parte de un cv

Todas las partes de tu CV se vuelven vitales en la entrevista

Verbos para el extracto

Dicen por ahí que: «No es lo que dices, sino cómo lo dices». En el caso del currículum, aplica mucho más este dicho porque el contenido es determinante para que avances favorablemente en el proceso de contratación si sabes cómo usar la persuasión a tu favor.

Y es que usar las palabras correctas podría aumentar el atractivo de tu candidatura, es aquí donde entran en juego los verbos de acción, porque tienen la capacidad de motivar la lectura. Son ideales para mencionar tus experiencias, habilidades y logros.

Algunos de los más recomendados son los siguientes 👇:

  • Administrar.
  • Alcanzar.
  • Capacitar.
  • Construir.
  • Coordinar.
  • Crear.
  • Desarrollar.
  • Dirigir.
  • Diseñar.
  • Ejecutar.
  • Evaluar.
  • Incrementar.
  • Lograr.
  • Mejorar.

Descubre más sobre este tema en esta guía práctica de verbos de acción.

Experiencia laboral

Esta es, sin duda, una de las partes fundamentales de un curriculum vitae.

Es la sección en la que el reclutador posará su mirada por más tiempo, porque quiere saber si has trabajado en puestos similares al que estás optando, así que es tu momento de brillar. De estas sección dependerá, en gran parte, la decisión de contratación del reclutador.

La estructura es muy sencilla 👇:

  • Nombre de la empresa.
  • Ciudad y país.
  • Cargo ocupado.
  • Tiempo de servicio.
  • Responsabilidades desempeñadas.
  • Logros alcanzados.

Aquí tienes un ejemplo 👇:

CORRECTO
Experiencia laboral
Hotel Riu Plaza España
Madrid, España
Recepcionista
2018 – 2021
  • Atendí más de 100 visitantes por día.
  • Gestioné las solicitudes de los clientes por email y teléfono.
  • Llevé la agenda de los directivos.
  • Afronté con éxito situaciones tensas con clientes. 

Logros importantes
Reduje los gastos de oficina en un 45 % en mi último bimestre al frente de la recepción.

Esta es una forma más atractiva de demostrarle al reclutador que tienes experiencia en el área y, sobre todo, que tus funciones han registrado logros para las empresas donde has trabajado.

Tips para escribir una buena sección de experiencia laboral

Para asegurarte de que esta sección sea un éxito, ten en cuenta estas recomendaciones 👇:

  • Evita incluir experiencias ajenas al sector.
  • Siempre que sea posible, cuantifica tus logros y responsabilidades.
  • Usa verbos de acción.
  • Organiza la información en orden descendente (da prioridad a lo más reciente).
  • No omitas información relevante, pero tampoco te extiendas demasiado.
  • No mientas para agradar tu perfil profesional.

Educación

Otra de las partes esenciales en un CV, principalmente para puestos exigentes, como los de alta gerencia. Hay empresas que buscan profesionales graduados, así que dan tanta importancia a este apartado como a la experiencia laboral o, incluso, mucho más.

Nuestra principal recomendación es que te centres en tus estudios más recientes, bien sea universitarios o secundaria, según sea tu caso.

La estructura es mucho más sencilla y puntual 👇:

  • Nombre del título obtenido.
  • Nombre de la institución académica.
  • Años de estudio (si todavía estás estudiando, menciona el año previsto de finalización).

Aquí tienes un ejemplo 👇:

CORRECTO
Educación
Grado en Administración y Dirección de Empresas
Universidad de Alicante
2017 – 2021

Si no tienes experiencia laboral en el área, podrías incluir las competencias adquiridas en cada curso académico. Es opcional, pero podría ayudarte a sumar puntos y a disimular tu falta de experiencia profesional.

Habilidades, aptitudes y cualidades

Las habilidades, al igual que la experiencia, también le demuestran al reclutador qué podrías hacer a favor de la empresa si ocupases el puesto. Por eso, es importante que personalices las habilidades, es decir, que incluyas aquellas que mejor te describan y que sean esenciales para el puesto.

A su vez, procura mantener un balance entre  habilidades duras y habilidades blandas . Las primeras son más técnicas y propias de cada puesto laboral, mientras que las segundas hacen más referencias a tus cualidades como persona.

📌 Consejo extra: lee nuestra guía sobre habilidades para el CV y conoce cómo puedes incluir esta sección para mejorar tu candidatura y tener más probabilidades de quedarte con el puesto.
Secciones de un currículum

Asegura el éxito de tu entrevista de trabajo señalando las habilidades correctas en tu CV

Idiomas

Finalmente, esta es una de las últimas partes de un curriculum vitae profesional; pero es recomendable incluirla cuando dominas más de un idioma. De lo contrario, omítela.

Dado el caso de que domines varias lenguas, no te limites solo a mencionarlas, también especifica el nivel de dominio. Es decir, básico, intermedio o avanzado.

En esta guía rápida, puedes conocer más sobre los niveles de idiomas y cómo incluirlos en el CV.

Aquí tienes un ejemplo de esta sección 👇:

CORRECTO
Idiomas
Inglés C2.
Italiano B2.
Alemán B1.

Secciones adicionales

El currículum perfecto no es precisamente aquel que tiene 5 páginas de extensión, sino aquel que contiene información relevante para el puesto que buscas.

Hasta ahora te mencionamos las secciones vitales que sí o sí deben estar en tu CV; pero es cierto que siempre tendrás libertad para incluir otras que te ayuden a sumar puntos.

Por ejemplo 👇:

  • Referencias laborales.
  • Cursos o certificaciones.
  • Publicaciones.
  • Premios o reconocimientos.
  • Intereses (te contamos cómo incluirlos en tu CV).
  • Formación complementaria (puedes aprender más sobre la formación complementaria en este artículo).
  • Logros personales, profesionales o académicos (conoce cómo incluirlos para destacar).

Formato, estructura y orden para las partes de un currículum

Para finalizar esta guía, hablemos sobre los distintos formatos de CV.

Como mencionábamos, las secciones se mantienen en casi todos los casos cambiando solo la posición de las mismas en la estructura. Esto porque hay varios formatos de curriculum vitae que se distinguen entre sí, precisamente, por el orden del contenido.

En este caso, los principales formatos son los siguientes 👇:

  • Cronológico: organiza la información en orden descendente.
  • Cronológico inverso: organiza los datos en orden ascendente.
  • Funcional: da prioridad a las habilidades y formación académica.
  • Mixto o combinado: combina los últimos dos formatos.

Si no tienes experiencia laboral, te convendrá más el CV funcional. Por otra parte, el currículum crónológico inverso es el más recomendado para profesionales con experiencia, y el currículum mixto funciona para ambos casos.

También hay otros modelos de CV donde las secciones podrían cambiar ligeramente, entre ellos 👇:

Tanto el CV como la carta de presentación son los principales documentos que se entregan para optar a una vacante. El cómo los estructures dirá mucho sobre tu profesionalismo y, en consecuencia, esto afectará tu imagen como candidato. Siempre escoge el modelo que más

beneficie tu perfil profesional y, por supuesto, en concordancia con el puesto de trabajo. ✔

Artículos similares