Cómo responder a la pregunta de puntos fuertes y débiles en la entrevista

Una entrevista de trabajo siempre será un encuentro que genere nervios, es normal. Sin embargo, una preparación anticipada te ayudará a responder asertivamente a las preguntas. Sobre todo, a una de las más importantes: ¿cuáles son tus fortalezas y debilidades? Aquí descubrirás cómo puedes responder a esta pregunta.
puntos fuertes y débiles

Crea tu curriculum profesional en minutos

Según Aurora Pulido, coach de desarrollo profesional y estrategias de LinkedIn, si quieres diferenciarte del resto de candidatos, como mínimo ten tu perfil completo y estudia los puntos débiles del puesto y plasma en papel qué cosas harías para cambiarlos en los primeros 90 días de tu incorporación.

La entrevista laboral es una oportunidad para demostrar tus habilidades, conocimientos, personalidad, confianza y, lo más importante, que te conoces a ti mismo. Por eso, antes de responder a esta pregunta, tienes que saber cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Con esta guía completa aprenderás a identificarlos y, a su vez, a responder correctamente. ✔

¿Qué son los puntos fuertes?

Esta es una pregunta básica en un proceso de selección. El entrevistador quiere saber cuáles habilidades puedes sumar al equipo en función del puesto de trabajo. Ten en cuenta que esta será una pregunta que realizará a cada candidato, así que debes destacar.

Los puntos fuertes son las capacidades que posees y que puedes usar a favor para la ejecución satisfactoria de ciertas tareas.  Son habilidades que te hacen sobresalir  sobre el resto de postulantes en un proceso de entrevistas.

💡 Nota: los puntos fuertes son una combinación de habilidades duras o técnicas (necesarias para un cargo determinado) y habilidades blandas (te definen como persona).

Por tal motivo, tus puntos fuertes son habilidades, conocimientos, valores y rasgos que te hacen destacar sobre otras personas porque son fortalezas únicas.

📌 Tip: cada individuo tiene determinados puntos fuertes, pero no todos son relevantes para el puesto de trabajo al que se está optando. Por eso, al momento de identificar tus fortalezas, repasa la oferta de empleo y enfócate en las funciones que tendrás a tu cargo.

¿Qué son los puntos débiles?

A diferencia del punto anterior, las debilidades  son aspectos en los que no destacas  porque aún no dominas en su totalidad. De manera que están en un nivel muy por debajo para ser consideradas aptitudes, pues no te favorecen al desarrollarte en un contexto determinado.

💡 Recuerda: así como una persona tiene puntos fuertes también posee debilidades. Es una ley que aplica para todos los casos. Cada candidato cuenta con ambos aspectos.

Las debilidades, al igual que sucede en el caso de las fortalezas, están representadas por habilidades, conocimientos, valores y cualidades de tu personalidad en las que todavía no eres muy diestro. Sin embargo, esto no quiere decir que el día de mañana no puedas transformarlas en fortalezas, porque siempre se pueden trabajar para dominar.

📌 Tip: tal como en el caso de los puntos fuertes, repasa la oferta de empleo y enfócate en las funciones y responsabilidades que desempeñarás. Mientras que una de tus debilidades no te impida realizar tu trabajo de forma correcta, no supondrá un obstáculo en la entrevista.

¿Cómo hablar de tus puntos fuertes?

Al momento de que comiences a hablar sobre tus fortalezas, el entrevistador te escuchará muy atento porque esta es una de las preguntas más importantes de la entrevista.

De modo que, de todas las respuestas que puedas proporcionar a lo largo del encuentro, el cómo te desenvuelvas en este punto hará una gran diferencia. A tu favor… o no.

Toma en cuenta estas recomendaciones para responder de forma correcta 👇:

  • Da mayor relevancia a los puntos fuertes que se ajusten al puesto de trabajo. Es aquí donde crecerá la atención del reclutador.
  • Acompaña cada punto fuerte con un beneficio para la empresa.
  • Vincula tus fortalezas a situaciones puntuales para que el entrevistador se haga una idea de tu comportamiento en tales circunstancias.
  • Comparte logros alcanzados gracias a tus puntos fuertes.

📌 Consejo extra: evita presumir de más tus fortalezas. La arrogancia podría actuar en tu contra y cerrarte las puertas a esa oportunidad laboral.

preguntas en una entrevista laboral

Ejemplos de cómo señalar tus fortalezas

De esta manera puedes comunicarle al reclutador cuáles son tus puntos fuertes 👇:

CORRECTO
Me considero una persona con espíritu de liderazgo. He tenido la oportunidad de liderar equipos de trabajo orientándolos a la consecución de los objetivos de la empresa, manteniendo en alto su entusiasmo, motivación y satisfacción. En mi anterior empleo, gracias a mi actuación como líder en el departamento de administración y contabilidad, conseguimos las metas propuestas en 3 meses, cuando el plazo era de 6 meses.

Esta explicación funcionaría porque 👇:

  • Se enfoca en un punto fuerte para la vacante.
  • Se comunica en un lenguaje positivo sin llegar a sonar arrogante.
  • Se relaciona con logros en una experiencia laboral anterior.
  • Menciona varias fortalezas blandas en un mismo fragmento (liderazgo, trabajo en equipo y empatía).

El resultado quizás no sería tan positivo si lo mencionases de esta forma 👇:

INCORRECTO
Sé cómo liderar equipos para lograr los objetivos. Considero que fui el mejor líder que pudo tener la empresa en la que estuve porque soy muy ambicioso, lástima que no me supieron aprovechar, me contenta haberme ido porque era un equipo muy deficiente. Lo que me propongo lo logro a como dé lugar. Si alguien no da la talla para una tarea, la hago yo.

Este tipo de descripción de fortalezas no funcionaría porque 👇:

  • Usa un lenguaje arrogante.
  • No demuestra las fortalezas con logros.
  • No comunica cómo puede beneficiar a la empresa.
  • Menciona anécdotas negativas en anteriores trabajos.

📌 Tip extra: puedes tener mejores fortalezas que el resto de candidatos, pero si no sabes cómo venderlas de forma positiva, de poco te servirá. Usa la persuasión a tu favor para destacar.

¿Cómo exponer tus puntos débiles sin perjudicarte?

Esta pregunta también representa un aspecto muy importante en tu entrevista.

El empleador quiere saber cuáles son tus debilidades y si estas podrían obstaculizar tu desempeño. Aunque es difícil hablar sobre las debilidades sin usar un tono negativo, la clave está en mencionar cómo las piensas compensar o qué estás haciendo para lograrlo.

La atención del contratante crece en este punto porque puede suponer un giro en los resultados de la entrevista. Debes conservar la calma y responder con serenidad.

Estas recomendaciones te ayudarán a pronunciar la respuesta correcta sin perjudicarte 👇:

  • Evita mencionar puntos débiles que son un requisito indispensable para el puesto.
  • Al momento de mencionar una debilidad, presenta la solución que estás considerando o ejecutando para convertirla en una fortaleza.
  • Evita mencionar respuestas genéricas que son muy comunes. Por ejemplo, «soy muy perfeccionista». Si aun así consideras que es una debilidad, respáldala con una situación verídica (alguna experiencia anterior).

📌 Tip adicional: en esta parte podrías caer en contradicciones respecto a tus fortalezas. Por eso, ensaya tus argumentos con anticipación para no decir algo que ponga en duda tus capacidades.
  • Omite información irrelevante para el puesto, porque no todas tus debilidades son de interés para el reclutador. Da relevancia a aquellas de índole profesional.
  • No te extiendas de más, tus debilidades no deberían superar tus fortalezas.
  • Evitar decir «no tengo ninguna». Esta frase no será bien recibida por el empleador, quien podría considerarte una persona presumida y arrogante.

💡 Nota: citar fortalezas excepcionales servirá de poco si no sabes cómo comunicar tus debilidades sin perjudicarte. Una vez más lo decimos: la clave está en mencionar cómo vas a compensarlo o cómo estás trabajando cada una de tus debilidades.

Ejemplos para hablar de tus puntos débiles

De este modo puedes hablar sobre tus puntos débiles sin perjudicarte 👇:

CORRECTO
Soy una persona desorganizada. Sin embargo, gracias a esto he comenzado a diseñar calendarios de trabajo que me permitan cumplir con los plazos de entrega. Además, también he comenzado a crear dinámicas de recuerdo con notas adhesivas que ubico al alcance de mi vista. He mejorado mucho y no me cierro a aplicar nuevas medidas.

Esta es una manera correcta de hablar sobre tus debilidades porque 👇:

  • La transformas en un hecho positivo.
  • Te muestras como una persona interesada en mejorar.
  • Mencionas nuevas habilidades que has adquirido en pro de compensar la debilidad.

El resultado no sería el mismo sin mencionases un punto débil de la siguiente forma 👇:

INCORRECTO
Me considero una persona multitarea, por lo que comienzo a ejecutar varias tareas a la misma vez para ahorrar tiempo; sin embargo, al final del día no finalizo ninguna, cometo errores, olvido detalles importantes y retraso al equipo en general.

Este tipo de extracto no funcionaría porque 👇:

  • Usa un lenguaje muy negativo.
  • Destaca los errores que ha cometido por esta debilidad.
  • Pone entredicho el resto de sus fortalezas.
  • No demuestra cómo está compensando este punto débil.

📌 Consejo adicional: está bien ser sincero, pero siempre con mesura. Hay detalles que no deberías mencionar para evitar poner en duda tu carrera profesional.

Otro ejemplo de cómo podrías hablar de una debilidad sin perjudicarte es el siguiente 👇:

CORRECTO
Soy una persona tímida y un poco introvertida. Sin embargo, cuando ingresé al mundo laboral me di cuenta de que este es un aspecto que debo trabajar para impulsar mi profesión. Es por eso que estoy realizando un curso de oratoria para vencer el miedo escénico y aprender a relacionarme con más facilidad con las personas que me rodean.

Esta explicación sí funcionaría porque 👇:

  • Convierte un hecho negativo en una oportunidad.
  • Expone qué está haciendo para solventar la debilidad.
  • Muestra los beneficios que tendrá al trabajar esta debilidad.

💡 Recuerda: no es lo que dices lo que te ayudará a avanzar en el proceso de selección, es el cómo lo dices el que demuestra qué tan interesado estás en el puesto y en tener éxito profesional. Por lo tanto, no deberías pronunciar nada negativo que pudiese restarte puntos.

¿Cómo saber cuáles fortalezas debes mencionar?

No todas tus virtudes son de interés para el reclutador. Si tienes aptitudes culinarias, en un puesto contable de una constructora no servirá de nada, así que no lo menciones.

Ahora bien, ¿cómo saber cuáles son las fortalezas que debes enlistar? Aquí te compartimos unos consejos que te ayudarán a identificarlas:

Lee la oferta de empleo

En la publicación del empleo, por lo general, las empresas suelen mencionar las tareas, funciones y responsabilidades relacionadas a la vacante. Además, a veces incluyen un listado de habilidades que sumarían puntos a los candidatos que las tuviesen.

Lee muy bien la oferta laboral, así podrás identificar cuáles son las fortalezas más relevantes que deberías mencionar siempre y cuando sean de tu dominio.

Investiga sobre las fortalezas más valoradas en tu sector

Las virtudes más destacadas en la industria gastronómica no son las mismas que en la industria mecánica porque la actividad laboral, por supuesto, difiere por mucho.

Esto sucede porque los puntos fuertes más demandados en una industria varían de acuerdo a la empresa, puesto de trabajo, perfil profesional, entre otras características.

Así que investiga cuáles son las competencias mejor valoradas en tu industria de profesión. De este modo sabrás cuáles destacar el día de la entrevista.

¿Y cómo identificar tus debilidades?

Tal como en el caso anterior: no todas tus debilidades son relevantes para el puesto.

El reclutador solo quiere escuchar los aspectos débiles de índole profesional relacionados a la vacante. Debes atravesar tus debilidades por un filtro para mencionar solo las que sean de interés.

En este caso 👇:

Conoce los requisitos obligatorios para el trabajo

Lee la oferta de empleo para saber si alguna de tus debilidades es un requisito imprescindible para optar al trabajo. Porque de serlo podría comprometer tu candidatura.

Como no se trata de mentir, lo que podrías hacer en esta situación es buscar la forma de convertirla en una fortaleza antes de acudir a la entrevista de trabajo. De esta manera podrás expresar cómo lo estás resolviendo y transformarla en un hecho positivo.

Apóyate en tu red de contactos profesionales

Identificar tus defectos en el ámbito laboral podría ser un desafío, pero tu círculo profesional podría ser de mucha ayuda para ti.

Así que pregúntales a tus compañeros de trabajo, colegas o jefe sobre tus debilidades profesionales a su criterio. Luego anótalas, léelas y sincérate contigo mismo, comienza a reconocer cuáles son las competencias que debes reforzar.

Excluye las debilidades ajenas al sector

Después de reconocer tus debilidades, excluye aquellas que sean ajenas al trabajo al que quieres optar. Estas no deberías mencionarlas porque no serán relevantes para los entrevistadores. De hecho, podrían actuar en tu contra.

Además, evita decir 👇:

  • Soy egoísta.
  • Me gusta criticar el trabajo de los demás para ayudarlos.
  • Suelo procrastinar con facilidad.
  • Soy irresponsable.
  • Soy un poco impuntual.
  • Tengo un carácter muy fuerte.

Consejos adicionales para finalizar

  • No presumas en exceso tus cualidades. Una actitud arrogante podría cerrarte las puertas de ese trabajo que tanto habías soñado.
  • Menciona tus fortalezas con naturalidad y tranquilidad, respira mientras las vas enumerando. Esto evitará que parezca ensayado y poco creíble.
  • No te compares con el resto de candidatos. Recuerda que todas las personas tienen cualidades y defectos únicos. Es normal.
  • Aporta hechos creíbles para respaldar tus virtudes y cómo estás compensando tus defectos.
  • Antes de comenzar a mencionar los puntos fuertes y débiles, asegúrate de que se relacionen directamente con el puesto o la empresa.
  • Menciona las fortalezas que enumeraste en tu CV.

Para saber qué responder a la pregunta «¿cuáles son tus puntos fuertes y débiles?» primero tienes que conocerte a ti mismo. Una vez los identifiques, ensaya tus argumentos. Buscar empleo es fácil, el desafío está en tener éxito en la entrevista laboral. ✔

Artículos similares