Trabajar de reponedor: todo lo que necesitas saber

Una de las maneras más prácticas de comenzar en el mundo laboral es trabajar de reponedor. Es un empleo para el que no necesitas mucha preparación, pero que te ayudará a adquirir buenas habilidades. Además, ofrece una buena remuneración si eres un joven sin experiencia que busca su primer puesto de trabajo.
mujer supermercado

Crea tu curriculum profesional en minutos

En la actualidad, en España existen casi 20.000 tiendas y supermercados, así que se requiere bastante personal para trabajar. Es aquí donde entras tú, un joven que busca una fuente de ingresos para seguir con sus estudios o tener algo de ganancia extra.

A continuación, te daremos a conocer los beneficios e inconvenientes de ser un surtidor en el supermercado. Al mismo tiempo, proporcionaremos algunos trucos y tips para aumentar las posibilidades de obtener empleo.

¿Qué hace un reponedor de supermercado?

Los reponedores tienen la responsabilidad de rellenar los estantes de un supermercado cuando se van acabando los suministros. Claro está, no hay que esperar a que queden completamente vacíos, sino colocar los productos a medida que los consumidores los van agotando.

Deben revisar cuáles son los productos faltantes, almacenar el sobrante y mantener el orden en las estanterías. Recogen mercancías directamente desde el almacén y si son artículos refrigerados lo hacen desde la cámara frigorífica. En la mayoría de las ocasiones, tienen que empujar y cargar alimentos y artículos, ya sea manualmente o a través de un carro.

En líneas generales, cuando llegas a un súper y ves los estantes en orden y un buen suministro, el reponedor o reponedora es quien se encarga de ello. Evidentemente, cuanto más grande sea la tienda, más personas se van a necesitar. Esta es una de las razones que hacen de este empleo tan común y demandado.

Trabajar de reponedor

¿Qué otras funciones deben cumplir?

Si bien es cierto que su rol principal es rellenar los estantes, en ocasiones deben desempeñarse en otros papeles. Algunos están relacionados estrictamente con su trabajo, mientras que otras son tareas adicionales asignadas dependiendo de la empresa.

Comprobación de contenido

Los reponedores/as se aseguran de que los alimentos y artículos de consumo estén en buen estado. Se fijan en las fechas de caducidad, que los envoltorios no presenten roturas y de colocar los productos más nuevos en la zona inferior o posterior del estante. El objetivo es salir en primer lugar de la mercancía más antigua.

Marcar el precio

Ciertos reponedores tienen el deber de marcar el precio de los productos utilizando un código de barras. En caso de valerse de etiquetas, es necesario que retiren los códigos previos antes de marcar uno nuevo. En caso contrario, se presentarían errores a la hora de hacer la factura de los artículos.

Hacer etiquetas

En armonía con el aspecto anterior, un reponedor podría colocar etiquetas de promociones, reducción de precios y ofertas. Evidentemente, al ser el encargado de supervisar los productos, sabrá cuáles son los que están en esta categoría y lo informará a su superior.

Llevar un registro de datos

Si quieres trabajar de reponedor, llegamos a una de las responsabilidades clave para este tipo de empleo. Es imprescindible llevar un registro de todos los artículos que sean expuestos en un estante. De esta manera, se llevará un mejor control del inventario, ya sea que el surtidor trabaje o no directamente en este departamento.

Atención al cliente

Todos en alguna u otra ocasión hemos preguntado a los reponedores el precio de algún producto, cómo funciona un artículo o cuál de ellos es mejor. Por lo tanto, todo el personal del supermercado debe informarse sobre los productos que se venden para atender los requerimientos de los clientes. También es importante que conozcan todas las zonas del supermercado.

Nota🎁: En algunos supermercados se rotan los cargos, así que es posible que un día seas reponedor, otro trabajes en caja y en ocasiones te manden al almacén.

¿Qué es el reponedor externo?

Los reponedores externos cumplen la misma función que los internos, pero no dentro del supermercado como tal. Por ejemplo, si una cadena de tiendas vende suministros a un pequeño establecimiento, los reponedores se ocupan de llevar la mercancía hasta ese lugar.

Desempeñan los mismo roles, entre ellos la supervisión de productos, comprobación del buen estado y el relleno de los estantes. Generalmente se trabaja en grupo y se abarca un solo local por cada jornada del día.

Como debes imaginar, es un puesto de trabajo que requiere mayor responsabilidad, entonces se les asigna a los surtidores que ya cuentan con mayor experiencia.

Trabajar de reponedor

¿Cuál es el sueldo de un reponedor?

Ahora que ya sabes todo lo que tienes que hacer si te decides a trabajar en un supermercado, estamos en el punto decisivo:  cuánto vas a ganar.  Al fin y al cabo, lo que buscas es una buena remuneración económica. Lo cierto es que las cifras varían en gran medida, dependiendo de la empresa:

  • El salario promedio para un surtidor de estantes es de 1016💰 euros mensuales
  • Los supermercados DIA pagan un salario de 933💰 euros a cada trabajador
  • El sueldo medio en Alcampo roza los 955💰 euros
  • Un reponedor externo gana aproximadamente 1200💰 euros al mes
Como ves, el desembolso económico no llega al salario mínimo del mes que ha cotizado el gobierno español, a excepción del surtidor externo. De todos modos, es un ingreso interesante para personas sin experiencia o que buscan un primer empleo. También es una buena opción para jóvenes menores de 18 años.

Otras estadísticas de interés

A pesar de que el pago no es muy alto, sigue siendo alrededor de un 10% más alto que la media nacional. Por otro lado, los supermercados siguen creciendo y creciendo a lo largo de los años. Como resultado, se abren muchas nuevas vacantes para personas que buscan un puesto de trabajo sencillo.

¿Qué tan conveniente es trabajar de reponedor?

Ya te hemos explicado todo lo que conlleva ser un surtidor de supermercado. Ahora bien, posiblemente te preguntes si realmente es un trabajo que merece la pena. Todo depende de tus necesidades, tu perfil profesional y lo que aspires del empleo como tal.

No es lo mismo estar recién graduado de administración de empresas que apenas estar comenzando en el primer año de la universidad.

Ventajas

  • No necesitas experiencia. Es un empleo en el que puedes entrar sin haber trabajado nunca en tu vida. Es fácil de aprender, los mismos encargados te dad la orientación oportuna y no requiere de mucho conocimiento.
  • Horario flexible. En muchas ocasiones podrás encontrar empleos a media jornada, los cuales son perfectos para complementar con otras actividades, como por ejemplo los estudios.
  • Es un trabajo sencillo. No tienes que matarte la cabeza pensando en cómo resolver un problema o diseñar una estrategia de ventas. Tu labor es solo mantener los estantes del supermercado.
  • Hay muchas vacantes abiertas. Hallar un empleo como surtidor no te va a llevar mucho tiempo. Muchas cadenas de supermercados están necesitadas de personas.

Desventajas

  • Salario reducido. No aspires a ganar grandes sumas de dinero trabajando dentro de un supermercado. En los mejores casos puedes aspirar a 1200 euros si trabajas como reponedor externo.
  • No favorece mucho tu experiencia. Si estás estudiando una carrera universitaria, lógicamente ejercerás tu profesión al culminar. A menos que se relacione con atención al público, es poco probable que tu trayectoria en el supermercado sea relevante para una oferta de empleo.
  • Es monótono. Así como el trabajo resulta sencillo, también se puede tornar aburrido al estar todo el día haciendo lo mismo.

Qué hacer para trabajar en un supermercado

Trabajar como reponedor en un supermercado es una excelente oportunidad para ti, sobre todo si buscas un primer empleo. Aun así, debes tener en cuenta que hay que cumplir con ciertos requisitos y algunas cualidades importantes. No es cuestión de solo presentarse en un supermercado y obtener el trabajo.

Recuerda que vas a estar en contacto directo con usuarios y clientes. Por lo tanto, debes esforzarte por ser una persona amable, mostrar simpatía y proyectar empatía. Tienes que desarrollar alegría, optimismo y positivismo. Es necesario que te arregles muy bien, que mantengas la higiene y que seas una persona organizada.

Respecto al perfil profesional, hay que demostrar lo siguiente:

  • Ser cuidadoso con el trabajo.
  • Competencias comunicativas.
  • Habilidades numéricas.
  • Higiene y pulcritud.
  • Comportamiento servicial.
  • Habilidad para trabajar en equipo.
Tip📌: Si necesitas rápido el empleo, menciona que tienes capacidad de incorporación inmediata.

Qué requisitos son necesarios para la reposición

Si bien hemos recalcado que no se requiere experiencia, no quiere decir que cualquier persona pueda ser un surtidor eficaz. Antes de contratar a alguien, los reclutadores evalúan a todos los candidatos en el proceso de selección de personal. Es lo que garantiza que escojan a alguien capacitado para el puesto.

Para postularte como un surtidor, recuerda cumplir con los siguientes requisitos:

Calificaciones

No estamos hablando de ninguna carrera en específico ni de poseer una amplia formación académica. Pero sí es importante que tengas como demostrar que dispones de conocimientos básicos que serán necesarios para el trabajo. Por consiguiente, debes aclarar que has cursado por lo menos la educación secundaria obligatoria.

Carnet de manipulación de alimentos

El carnet de manipulación de alimentos es un requisito obligatorio para todos los reponedores. Vas a estar en contacto con productos que consumen otras personas, así que esta certificación es imprescindible.

Formación como mozo y reposición

No siempre es un requisito primordial, pero sí aumenta tus posibilidades de ser contratado. Es un curso que te ayuda a dominar las pautas básicas y específicas a la hora de administrar una estantería.

Buena forma física

Trabajar en el supermercado requiere movilidad, energía y bastante agilidad. Por este motivo, resulta de primera necesidad que tu condición física sea óptima. De lo contrario, no tendrás un buen rendimiento y hasta es probable que no te contraten o te despidan si ya has obtenido el cargo.

Recuerda💡: Cuanto más grande y prestigiosa sea la empresa, más elevados serán los requisitos para entrar a trabajar.

mujer mercado

Mejora tus posibilidades en la búsqueda de empleo

Ya estás preparado para solicitar ese empleo que tanto necesitas, pero antes tenemos un par de consejos adicionales. Para comenzar, no puedes llegar a ninguna empresa sin presentar tu currículum vitae para supermercado. El CV es el documento que explica quién eres, destaca tus habilidades y te postula como un buen candidato.

En el mismo sentido, es recomendable complementar el currículum con una carta de presentación. Es otro recurso muy interesante para hablar un poco más sobre ti y transmitir más confianza a los empleadores. Con ambos documentos tendrás muchas más probabilidades de firmar un contrato.

Si quieres descargar una plantilla de CV  atractiva, visita nuestro catálogo de plantillas de currículum. Disponemos de una amplia variedad para satisfacer tus necesidades en todos los aspectos. Como consecuencia, vas a llegar al supermercado y harás la mejor presentación.

Preguntas más frecuentes sobre trabajar de reponedor

Antes de concluir, respondemos algunas de las dudas más habituales de los aspirantes a reponedor:

¿Qué es un reponedor retail?

Retail es un término utilizado en marketing para referirse al comercio en detalle o minorista. Aplicado a este campo de trabajo, quiere decir que es un surtidor de un establecimiento pequeño, no una gran cadena de supermercados.

¿Dónde buscar trabajo de reponedor?

En primer lugar, es posible dirigirse directamente a un supermercado o una tienda. En muchas ocasiones hay vacantes abiertas y anuncios sobre solicitud de personal. Igualmente, puedes buscar el trabajo a través de alguna plataforma de internet.

¿Cuál es la edad mínima para trabajar en un supermercado?

Con 16 años ya tienes la oportunidad de formar parte de una cadena de supermercados, siempre y cuando tus padres tengan consentimiento.

 

Artículos similares