Currículum de abogado: ejemplos y aspectos clave

Los recién titulados en abogacía, e incluso los abogados con cierta experiencia, se encuentran en una encrucijada. La crisis ha provocado una caída drástica en el importe de los honorarios, y además, comienza a ser habitual que un abogado tenga que pleitear judicialmente para intentar cobrar los importes adeudados por sus propios clientes.

Nota media para esta plantilla

5
Rated 5 out of 5
De 1 reseñas

La situación se traduce en un sinfín de titulados en derecho que aspiran a un puesto de trabajo por cuenta ajena. Por eso es tan importante saber cómo redactar un buen currículum para abogado, a fin de evitar que su destino final sea la papelera.

El cómo escribir un CV para plasmar tu experiencia y tus habilidades jurídicas no debe obstaculizar tu despegue en las leyes ni el desarrollo de tu carrera profesional. Al contrario, este documento debe ser tu carta de presentación para tu nuevo puesto, así que veamos las claves para hacer un currículum que resulte atractivo, interesante y convincente para los reclutadores.

cv abogacía

¿Cómo redactar un currículo de abogado?

El truco de cualquier CV consiste en ser breve, no aburrir al evaluador con datos y explicaciones innecesarias, y destacar aquello que los profesionales en contratación precisan encontrar. De hecho, serán ellos quienes te brindaran todas las pistas en su propia oferta de empleo.

El análisis minucioso de la oferta es absolutamente imprescindible. tanto para personalizar tu currículum como para demostrar tus competencias correctamente.Tómate tu tiempo para estudiar la oferta y sabrás exactamente qué es lo que debes añadir.

Así que, si deseas encontrar trabajo de abogado, deberás prestar especial atención a ciertas secciones de tú currículum y situarlas en los mejores lugares. El empleador tiene que verlas a la primera ojeada, y una vez que hayas despertado su interés, seguirá leyendo. De no capturar su atención, el destino del CV será la destructora de documentos, sea esta física o digital.

¿Qué secciones incluir en un currículum de abogado?

El esquema a seguir es el básico, pero con la particularidad de que tenemos que destacar las secciones del perfil profesional y las habilidades, de forma que el lector de tu CV las vea a la primera. Para ello, lo primero es abrir tu currículum vitae con la siguiente sección:

El perfil profesional

En este apartado se trata de que el reclutador se haga una idea clara de nuestro perfil y capacidad como abogado. Por ello, los mejor es resumir tu perfil en tres o cuatro frases claras, directas, breves y contundentes. Un ejemplo:

CORRECT
  • Siete años de experiencia en preparación de casos de Derecho Laboral.
  • Especialista en despidos improcedentes y reclamaciones de salarios de tramitación.
  • Cuatro años de reclamaciones presenciales en sede judicial.
En resumidas cuentas: no hay que apabullar con datos al evaluador, sino ponérselo fácil.

Si no dispones de experiencia profesional para tu búsqueda de empleo, todavía puedes presentarte como un excelente candidato. Para ello, debes sustituir este apartado por uno titulado “Motivación para el puesto”, en el que indicarás por qué piensas que tienes las competencias, aptitudes y conocimientos ideales para el trabajo.

Al mismo tiempo, debes hacer hincapié en tu interés en formar parte de esa compañía o bufete, dando a entender que estás al tanto de su prestigio y de sus logros profesionales.

Experiencia laboral

No conviene andarse por las ramas y arriesgarse a que el reclutador se canse y pase a leer el siguiente CV de su extensa lista. Basta con que el empleador vea dónde has trabajado y cuál era tu antiguo rol.

Nos limitaremos a indicar el puesto, la empresa, el tiempo durante el que hemos ejercido, y una brevísima descripción de las tareas realizadas. Ejemplo de formato:

Abogado en sede judicial. Bufete XYZ, 2017-2021. Preparación de casos de Derecho Penal y defensa de los clientes en las vistas judiciales.

Pasante. Bufete XYZ, 2015-2017. Preparación de casos de Derecho Penal y Derecho Administrativo, bajo la supervisión de los abogados titulares de cada caso.

Abogado. Bufete XY. Profesional especialista en redacción de documentos legales y formas de derecho mercantil.

Como ves, lo mejor es resaltar los puntos más relevantes. Las aptitudes y las responsabilidades se revelan por sí solas al indicar tu historial. Ni una palabra de más.

Mantén este segmento lo más corto posible. Las descripciones detalladas sobran, incluso si hablamos de un currículum para abogado. De hecho, los contratantes aprecian y prefieren a los candidatos que saben resaltar solo la información crucial para el trabajo.

Formación académica

Evidentemente, debes señalar tu título en derecho, junto con la Universidad donde cursaste tus estudios y el año de expedición del título.

Cualquier otra titulación relacionada es bienvenida. Por ejemplo: “Máster en Derecho Laboral, Universidad ABC, 2010”.

Recuerda: no debes incluir titulaciones no relacionadas que no sean relevantes para el trabajo de abogado. Puedes incluir solo tu formación académica en leyes.

Habilidades para resaltar en un currículo de abogados

Otro apartado que puedes incluir –y que deberías escribir– en un lugar preferente, junto con el del perfil, es el de habilidades.

Incluye aquellas áreas específicas en las que te especializas o donde tus conocimientos sobresalen. Y por otra parte, puedes relacionar aquellas aptitudes personales para la resolución de problemas (incluso si se trata de pleitos). Vamos a ver los dos puntos por separado:

Áreas de especialización

Esta parte es muy sencilla de confeccionar. Bastará con relacionar en qué ramas del Derecho estamos especializados, bien por formación, bien por práctica.

Ejemplo: “Especialista en casos de Derecho Penal relacionados con violencia doméstica”.

«Soft Skills» o «habilidades blandas»

Este apartado ya no es tan sencillo de cubrir como el anterior: tendremos que hacer autoanálisis, y ver cuáles de nuestras cualidades naturales nos hacen especialmente valiosos. A modo de ejemplo:

  • Disposición para llegar a acuerdos amistosos prejudiciales.
  • Flexibilidad para pactar con las acusaciones particulares y con la fiscalía.
  • Óptimas relaciones personales con jueces y fiscales de la plaza.
  • Facilidad para tratar con clientes especialmente conflictivos.
  • Excelente comunicación verbal y escrita.
  • Aquí no se trata de enumerar áreas de conocimiento específicas, sino de hacer ver nuestras capacidades innatas.

Preguntas frecuentes

 

¿Es mejor indicar alguna especialización si la oferta no indica nada?

Por supuesto que sí. Aunque la oferta no indique nada al respecto, nunca está de más que hagas valer tus puntos fuertes. Decir que eres especialista en algo, no implica que no tengas otros conocimientos. Suele ser un indicador de lo contrario. Puedes añadir que te apasiona el Derecho, y que eres muy capaz de desenvolverte en cualquier otra área.

¿Cómo puedo adquirir experiencia?

Para ganar experiencia profesional, solo dispones de tres caminos:

  • El primero es realizar prácticas profesionales en algún despacho con el que tengas contacto por referencias directas. Trabajarás mucho y cobrarás poco (lo que tradicionalmente se denomina pasantía).
  • El segundo es buscar exhaustivamente y enviar un CV de abogado bien hecho a las ofertas que te encuentres.
  • Y el tercero es abrirte paso a través de las ofertas de los nuevos mercados laborales para abogados.
Si te sirve de consuelo, todos abogados de gran prestigio han atravesado esta etapa.

¿Puedo trabajar en otros sectores fuera del bufete tradicional?

¡Por supuesto! No te limites a solo buscar ofertas de empleo de abogado. Toma en cuenta que tu título puede abrir las puertas para trabajar en profesiones innovadoras relacionadas con el sector jurídico.

Ten en cuenta que todos los sectores productivos y de conocimiento se encuentran en el estado latente previo a una auténtica revolución tecnológica, y la abogacía no es una excepción. En pocos años las anacrónicas togas, corbatas y formalismos darán paso, de forma definitiva, a los teclados y pantallas táctiles.

 

Un abogado debe tener un currículum más que eficaz a la hora de unirse a una nueva firma o bufete. Los profesionales de las leyes que saben cómo retratar sus conocimientos legales más relevantes, así como su capacidad y sus habilidades, son quienes obtienen mayores y mejores oportunidades para conseguir empleo.

Recuerda estos consejos y podrás sobresalir en cualquier proceso de selección.