CV de esteticista: guía de ejemplos y consejos

La belleza humana siempre ha sido uno de los elementos más importantes de la sociedad, y por ello se necesitan profesionales que trabajen en ella. Pero si estás entrando en el mundo laboral o apenas has culminado tu formación, es probable que no sepas por dónde empezar. Pues bien, lo más importante es crear tu CV de esteticista.

Nota media para esta plantilla

Según Diario Abierto, el sector de belleza y estética factura 6.700 millones de euros todos los años. Miles y miles de ciudadanos se preocupan por su apariencia física, y por eso recurren a distintos establecimientos. Uñas, rostro, pelo, piel, ojos, maquillaje, son muchas las opciones disponibles.

Sin embargo, no es un secreto que a veces no resulta tan sencillo encontrar una vacante abierta. Y si eres un esteticista que no cuenta con experiencia, quizá sea un tanto más complicado, pero no te preocupes. Aquí te daremos los mejores trucos para potenciar tu perfil al máximo.

Estadísticas de empleo

De acuerdo a Stanpa, en España existen más de 30.000 salones de belleza donde trabajan alrededor de 87.000 empleados. Es uno de los sectores con más demanda, y posiblemente lo siga siendo, ya que todas las personas se preocupan por su apariencia física.

Por consiguiente, se te abren buenas oportunidades para conseguir un puesto de trabajo, siempre y cuando pongas esfuerzo.

Una profesional de la estética en sus inicios puede ganar alrededor de 800 euros al mes, aunque claro, cambia en función de la zona. Por ejemplo, los centros de estética de Madrid pagan a los trabajadores unos 1000 euros de media. Sea como sea, lo importante es que poco a poco irás ganando experiencia, lo que te ayudará a obtener mejores trabajos.

Si quieres empezar con un buen pie, el CV de esteticista es lo primero que tienes que hacer.

Ejemplo de un currículum de esteticista

Nakarit Soto Vázquez

Datos de contacto

Calle Real, 18111, Madrid

Teléfono: 555 555 555

Email. [email protected]

Perfil profesional

Profesional esteticista con 5 años de experiencia en diferentes tipos de tratamientos corporales y faciales. Utilizo técnicas manuales, al igual que estrategias basadas en aparatos tecnológicos. Soy especialista en la atención al cliente y cuido de todos los detalles a nivel estético y de salud. He obtenido una media de satisfacción del 98% de mis clientes y he tratado a más de 1000 personas a lo largo de mi trayectoria.

Experiencia laboral

Esteticista integral

Centro de belleza MadCorp

Febrero de 2019 – Presente

  • Diagnósticos corporales y faciales
  • Aplicación de tratamientos naturales
  • Seguimiento y asesoramiento de clientes
  • Depilación avanzada
  • 98% de los clientes satisfechos

Formación académica

Grado medio en estética y belleza

Escuela de Belleza Nacional

Marzo de 2013 – Junio de 2016

Cursos

Depilación láser

Centro Estético de Madrid

2018

Habilidades

  • Atención al cliente
  • Capacidad de negociación
  • Alta resistencia física
  • Competencias comunicativas
  • Aplicación de tratamientos naturales
  • Masajes
  • Maquillaje
Un ejemplo muy sencillo de cómo escribir un currículum vitae de esteticista. Una candidata que va al grano en todo momento y muestra los puntos más importantes de su perfil. Sin duda alguna, va a salir victoriosa en el proceso de selección de personal.

¿Cuáles son los secretos de este CV? En este momento te explicamos todo lo que debes hacer paso por paso.

Currículum de esteticista

Cómo hacer un CV de esteticista

En líneas generales, el procedimiento a seguir para crear un currículum de esteticista es muy semejante al resto. Tienes que destacar lo más importante de tu perfil, transmitir confianza y profesionalidad.

Estas son las secciones más importantes para este currículum:

  • Datos de contacto. Incluye tu nombre completo, apellidos, una dirección, tu número telefónico y un correo electrónico. Así los reclutadores sabrán más o menos donde vives para conocer la distancia entre el centro estético. Además, tendrán tus contactos para comunicarse en caso de contrato.
  • Resumen profesional. El propósito de este extracto de un párrafo es darte a conocer de manera resumida, pero muy completa, a tus reclutadores. Es lo que indica quién eres y por qué tu perfil como esteticista es el más adecuado.
  • Experiencia laboral. Siendo sinceros, pocas personas querrán hacerse un tratamiento con alguien que no cuente con trayectoria. Por consiguiente, este apartado se convierte en uno de los más importantes para tu CV.
  • Formación académica. No es tan relevante como la anterior, pero sí le da un plus a tu carta de presentación. Aunque no hayas cursado una larga carrera universitaria, disponer de algún tipo de formación potenciará tu perfil.
  • Habilidades. Junto con la experiencia es la sección que más influye a la hora de seleccionar personal. Más allá de tu formación y tu trayectoria, debes demostrar qué es lo que sabes hacer y cómo llevas a cabo tus planes.
Nota✒️: Puedes complementar tu CV utilizando secciones adicionales, las cuales pueden variar según tu perfil y la oferta de empleo.

¿Cuál es el mejor formato para este currículum?

Ahora que ya sabes qué colocar en tu currículum vitae, es el momento de hacer una buena estructuración. En esta situación, tienes que decidirte entre los siguientes formatos:

  • Orden cronológico inverso. Si llevas años ejerciendo tu profesión, este es el formato adecuado. Narra de manera descendente tus últimos logros y responsabilidades laborales. Te muestra como una persona actualizada y que va a la vanguardia en el mercado.
  • CV funcional. Perfecto si estás buscando tu primer trabajo o si tu trayectoria laboral es escasa. Más allá de la experiencia, se enfoca en tus habilidades como esteticista. Recuerda que tus competencias influyen directamente en la contratación.
  • Currículum mixto o combinado. Como indica su nombre, es una mezcla de los dos formatos anteriores. Si posees una trayectoria media, es buena idea centrarte en tus habilidades, dejando en último lugar la experiencia profesional en orden cronológico.

Cómo redactar el título y la información inicial

El título debe ser igual de atractivo que el nombre del centro de belleza. Imagina que vas pasando por un establecimiento que no tiene nombre o, si lo posee, quizás no cause una buena impresión. Probablemente termines olvidando el local y con el tiempo busques otros.

Lo mismo va a ocurrir con tu currículum si no creas un título llamativo y que te haga una profesional recordada. Claro está, tampoco debes emplear palabras muy rebuscadas ni exageradas. Con sólo recalcar un punto importante de tu perfil es suficiente.

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Profesional estético con especialidad en depilación
  • Esteticista facial con 5 años de experiencia
  • Experta en maquillaje y estética
Referente a la sección de datos de contacto, es un apartado bastante sencillo. Solo debes agregar tu nombre, dirección, email y teléfono, tal como explicamos recientemente

Mira la siguiente plantilla:

Sara Gutiérrez

Pampán, 18166

Teléfono: 5555 5555 55

Email: [email protected]

Perfil profesional de una esteticista

Llegamos a uno de los puntos clave de tu CV, y como te das cuenta está al comienzo del documento. Es así porque el propósito de esta sección es enganchar al reclutador desde el primer momento.

Funciona como un tipo de publicidad que te hace querer pagar un tratamiento de belleza. En este caso, es el empleador quien decidirá invertir en ti y tu perfil como profesional.

Te mostramos un buen ejemplo de cómo comenzar un CV de esteticista:

CORRECTO
Profesional en estética con más de 10 años de experiencia en tratamientos faciales y corporales. Soy especialista en la depilación láser y la aplicación de maquillaje con elaboración natural. He atendido a más de 3000 clientes a lo largo de mi trayectoria, obteniendo una satisfacción del 94%. Trabajo con eficiencia, responsabilidad y técnicas avanzadas, tanto manuales como tecnológicas.

¿Te gustaría recibir un tratamiento por esta esteticista? Por supuesto que sí, ya que tendrás buenos resultados prácticamente garantizados. Una presentación perfecta que motiva a la contratación desde el primer momento. Ahora bien, ocurre lo contrario con este mal ejemplo:

INCORRECTO
Esteticista apasionada por la moda y el maquillaje, buscando un nuevo empleo para seguir ampliando mi trayectoria. Cuento con mucha experiencia y he tratado a muchas personas a lo largo de mi carrera. Tengo especialidades en diferentes tipos de tratamientos para satisfacer las necesidades de los clientes.

Una candidata con buenas intenciones, pero que no sabe plasmarlas en su currículum para estética. Aunque empieza bien, no termina diciendo nada en concreto ni aporta datos de valor. Seguramente quede descartada en poco tiempo.

Si te especializas en la comestología, puede que prefieras darle un vistazo a nuestro currículum de cosmetólogo. Aunque ambos perfiles son muy parecidos, allí encontrarás ejemplos más específicos para esta área.

Objetivo profesional

Todas las esteticistas pasan por un momento que cambia su trayectoria por completo: buscar el primer empleo. Si no dispones de experiencia, hay que adaptar tu currículum de una forma que sea atractiva, a pesar de estar apenas comenzando.

Es aquí donde el objetivo profesional hace su trabajo, y su función es la misma que el perfil anterior. El propósito es darte a conocer, pero en lugar de centrarse en tus logros laborales, se enfoca en tus aptitudes, competencias y aspiraciones. Para que sea más fácil de entender, dejamos una plantilla de ejemplo:

CORRECTO
Cosmetóloga recién graduada actualmente comenzando un máster en imagen personal. Conozco cómo funciona el cuerpo humano y sus reacciones a diferentes tratamientos naturales y químicos. Cuento con habilidades para utilizar productos cosméticos que potencien la belleza del rostro y el cuerpo, pero sin afectar la salud del organismo. Soy una persona eficiente, responsable y motivada que busca un empleo para ampliar su trayectoria y generar beneficios con mis servicios como profesional.

En ningún momento menciona su experiencia, porque no la tiene, pero no por eso deja de ser una presentación llamativa. De hecho, ofrece algo muy interesante, que es la aplicación de productos naturales que no dañan al cuerpo. Es una candidata que muchos reclutadores querrán tener en su equipo.

Claro está, debes evitar los malos ejemplos, tal como el siguiente:

INCORRECTO
Esteticista recién graduada en cosmetología con muchas ganas de aprender. Desde pequeña he maquillado a mis amigas y supe que quería dedicarme al mundo profesional de la belleza. Por esta razón, he decidido cursar mi carrera, ya que quiero convertirme en una maquilladora famosa.

Empieza bien, pero termina mal, pues no usa información de valor ni ningún dato relevante para la oferta de empleo. En definitiva, alguien que no va a destacar en el proceso de selección de personal.

Experiencia laboral como experta en estética

Este es el centro del currículum y dónde debe ir concentrada la información más importante. Debes demostrar a los reclutadores cómo te has desenvuelto como profesional a lo largo de tu carrera. Es algo muy valorado no solo por los empleadores, sino también por los clientes que vas a atender.

La experiencia se narra de forma muy sencilla, comenzando por el nombre técnico de tu puesto de trabajo. Posteriormente, escribe la institución donde trabajaste y las fechas de inicio y culminación. Pero si quieres potenciar este apartado, agrega una lista breve con logros y responsabilidades.

Solo debes copiarte de la siguiente plantilla de CV:

CORRECTO
Esteticista integral

Centro de salud y belleza La Flor de Madrid

Mayo de 2015 – Febrero de 2021

  • Aplicación de tratamientos corporales y faciales
  • Manicura y pedicura
  • Limpiezas faciales
  • Extensión de cabello
  • Depilación láser y manual

Logros

  • 95% de clientes satisfechos
  • Premio a Esteticista Eficiente en 4 ocasiones
Una descripción sencilla que cumple con su cometido a la perfección. Esta candidata destaca como profesional y los empleadores se sentirán muy atraídos hacia su perfil.

Para asegurar de que hagas todo bien, evita escribir este apartado como en este mal ejemplo:

INCORRECTO
Esteticista en La Flor de Madrid

Aplicación de tratamientos en manos, pies, rostros y cabello

Atención al público

Es preferible que no escribas tu trayectoria si vas a utilizar una plantilla como esta. Está mal organizada, no menciona fechas y ni siquiera cómo ha sido el desempeño profesional.

Tip📌: Si no tienes experiencia, puedes incluir tus prácticas profesionales en caso de haber cursado una carrera en la universidad. Si has hecho un curso, coloca las prácticas que realizaste antes de recibir el certificado.

Cv de esteticista

Formación académica: ¿Es necesaria para el CV esteticista?

No todo se resume a la experiencia, a pesar de ser la sección con más relevancia. Aun así, la formación académica también juega un papel muy importante para un puesto de trabajo como esteticista. Nadie pondría su rostro o su cuerpo en manos de alguien que no sabe lo que hace.

Una sólida formación te ayudará a desarrollar una trayectoria amplia y exitosa, ya seas peluquera, maquilladora o depiladora. Por lo tanto, es imperativo que la coloques en tu currículum vitae, por más breve que sea. Además, tampoco es que debes darle demasiado énfasis, pero sí resaltar los aspectos clave de tu educación en el currículum para estética.

Con describir el título obtenido, el centro educativo y las fechas es más que suficiente. Aquí tienes otra plantilla que te va ayudar:

Técnico medio en estética y belleza

Escuela Nacional de Madrid

Mayo de 2016 – Junio de 2018

Cuáles son las habilidades de un esteticista en el CV

Las habilidades son las que te convierten en una esteticista de calidad y buscada por cientos de clientes. Puedes tener mucha experiencia y una formación espectacular, pero si no hay competencias, tampoco tendrás trabajo.

En este sentido, debes prestar atención a la siguiente clasificación:

Competencias especializadas

Son las que se relacionan directamente con la estética y la belleza, incluidas las siguientes:

  • Aplicación de tratamientos
  • Uso de productos químicos y naturales
  • Depilación láser y manual
  • Empleo de maquinaria
  • Maquillaje
  • Masaje
  • Cuidados oculares

Aptitudes blandas

Las habilidades blandas no se vinculan estrictamente con tus capacidades como esteticista. No obstante, sí influyen directamente en la calidad de tu trabajo, sin importar el campo al que te dediques. Prueba con las siguientes:

  • Atención al cliente
  • Trato amable y cordial
  • Atención al detalle
  • Empatía
  • Capacidad de negociación
  • Responsabilidad y puntualidad
  • Resolución de problemas
  • Dominio del estrés
  • Optimización del tiempo
Atención💡: Aunque debes incluir competencias de las dos clasificaciones, no abuses de ellas. Selecciona solo las que se adapten a la oferta de empleo.

Secciones adicionales para un currículum de esteticista

Ya tienes los datos más importantes para tu currículum vitae de esteticista. Pero si sientes que le falta un toque distintivo, las secciones adicionales te van a ayudar. Por supuesto, no debes colocar datos que sean poco relevantes para la oferta de empleo, pues se convertirían en información de relleno.

Más bien, busca elementos que sirvan para complementar tu perfil y hagan de currículum la mejor carta de presentación. Las siguientes alternativas te van a ser de utilidad:

Habilidades computacionales

La tecnología avanza en gran medida y cada vez se utiliza en más sectores, y la estética no es la excepción. Existen numerosos aparatos tecnológicos que sirven para hacer tratamientos específicos de belleza. Mencionar tus competencias para manejar ese tipo de equipos te hace una candidata más atractiva.

Por otro lado, la simple inclusión del manejo de Microsoft Office Word o Excel también es interesante. Al fin y al cabo, en todos los centros de belleza se requiere llevar un registro y control de los pacientes, y tú puedes ayudar allí.

Intereses

Si tus intereses y pasatiempos se relacionan con el mundo de la moda, no está de más colocarlos en tu currículum. De esta manera, vas a demostrar a los reclutadores que estás al tanto de las últimas tendencias. Como consecuencia, sabes qué es lo que le gusta a la sociedad y cómo implementar los tratamientos estéticos.

Idiomas

Dominar la lengua extranjera es un dato que resulta interesante para cualquier currículum y todo tipo de perfil. No sabes si en algún momento te toca tratar a un cliente que no hable el idioma natal. Si hablas inglés, alemán, francés, portugués u otro idioma, no olvides mencionarlo en tu CV de esteticista.

Advertencia⚠️: Aunque puedes usar apartados adicionales en tu currículum, evita saturar el documento de información. Solo recurre a estas secciones para complementar espacios en blanco.

Consejos para perfeccionar tu CV de esteticista

Como te has dado cuenta, no existe mucho misterio para crear un currículum vitae exitoso y que motive a la contratación. Pero si de verdad deseas atrapar a los reclutadores, estos consejos adicionales son perfectos:

  • Mantenlo en una hoja. Los tratamientos estéticos requieren de alta precisión y esa cualidad también es fundamental en tu currículum. Trata de escribir el CV en una sola página para que la lectura sea más amena y entretenida.
  • Escoge una buena plantilla. Quienes buscan servicios en el centro de belleza desean lucir de forma mucho más atractiva. Vas a causar una mala impresión si tu currículum no es llamativo desde el primer momento. También debes velar por la estética de tu CV.
  • Cuida la estructura. La limpieza es otro de los criterios más relevantes para trabajar como esteticista. Asimismo, resulta primordial para tu currículum, ya que la estructura tiene que ser pulcra, con espacios en blanco y sin bloques de texto excesivamente largos.
  • Utiliza frases clave. Las frases clave son aquellas que se han utilizado para redactar la vacante disponible. Por ejemplo, si el reclutador menciona que se requiere personal para cirugía capilar, depilación láser, manicura, cejas, entre otros, resalta estas palabras en tu CV.

Los errores que debes evitar

Un pequeño error en un tratamiento estético y los resultados podrían ser catastróficos, hasta con daños a terceros. Es verdad que con tu currículum no puedes hacer daño a nadie, pero si cometes fallas, vas a quedar descartada. Cuídate de los siguientes errores:

  • Tener mala ortografía. Las normas gramaticales deben estar presente a lo largo y ancho de tu currículum vitae. Aunque tus habilidades se centren en la belleza, no es muy bonito que digamos leer un documento con faltas ortográficas.
  • Sobrecargar el currículum. Aplica para texto, imágenes, gráficos, colores y todo lo que le quite sobriedad al CV. Trata de emplear un diseño que sea elegante, sofisticado y profesional.
  • Mentir o exagerar. Parece una obviedad, pero no es un secreto que muchas personas tienden a colocar datos que no son reales. Si en algún momento debes demostrar dicha información, ya sabes lo que va a pasar.

No olvides incluir una carta de presentación para estética

Cuando alguien acude a un centro de belleza desea sentirse en confianza con quien le hará los tratamientos. Incluso, en muchas ocasiones hasta se establece una amistad entre el esteticista y el paciente. Esa misma relación de confianza se debe crear desde el primer momento en el proceso de selección de personal.

La herramienta que te ayudará a conseguirlo es la carta de presentación, el complemento perfecto para tu CV. La carta de presentación narra de forma más específica quién eres, tu experiencia, formación, logros, habilidades y todo lo que te hace una buena candidata.

La idea de este documento es añadir datos que no están presentes en el currículum, de manera que no se vea repetitivo. Evidentemente, debes seguir las mismas pautas que te hemos recomendado antes.

Cv de esteticista

Preguntas más frecuentes

Antes de concluir, queremos responder algunas de las dudas más habituales:

¿Qué se debe estudiar para ser profesional esteticista?

Debes tomar un curso de estética o un FP en estética y belleza. También existe la estética integral y bienestar. Aun así, ninguna de ellas se considera una carrera universitaria como tal.

¿Dónde buscar trabajo como esteticista?

En los centros de belleza habitualmente se colocan vacantes y anuncios sobre la solicitud de personal. Igualmente, es buena idea valerse de portales internet especializados en la búsqueda de empleo.

¿Dónde se puede trabajar como esteticista?

La principal fuente de empleo son los salones de belleza, aunque no es la única. También es posible hallar vacantes en spas, tanto en hoteles como en centros de salud, al igual que en la industria de hospitalidad.

Para finalizar

Sin lugar a dudas, lo primero que debe disponer de gran belleza en tu profesión es el CV de esteticista. Si aplicas las sugerencias que te hemos dado, tendrás un documento exitoso que te abrirá muchas puertas laborales.

Si deseas utilizar un modelo espectacular, no dejes de visitar nuestro catálogo de plantillas de currículum. Aquí vas a encontrar ejemplares que se adaptan a tu perfil y te muestran como una profesional que sobresale entre el resto de los candidatos. ¡Es el momento de entrar en el mundo laboral!

widget cta