Formación complementaria en el CV: todo lo que necesitas saber

La formación académica es una de las secciones más importantes de tu currículum, porque es un respaldo de tu preparación profesional. Pero si tienes estudios complementarios en el CV, el atractivo de tu perfil se incrementa aún más. ¿Cuál es la diferencia? Aquí lo sabrás.
formación complementaria en el CV

Crea tu curriculum profesional en minutos

Los reclutadores pasan casi el 80 % del tiempo que invierten en cada CV en la revisión de varios datos, entre ellos, la formación académica (The Ladders). Por eso es tan importante que incluyas tu preparación profesional de manera estratégica para despertar el interés del reclutador. Por supuesto, sin dejar de lado la educación complementaria.

Incluir la formación, tanto reglada como complementaria, te puede dar una ventaja competitiva respecto al resto de candidatos. Descubre cómo incluir tu formación complementaria en el CV para tener más posibilidades de avanzar en el proceso de selección.

¿Qué es la formación complementaria en el CV?

La sección de educación es un respaldo de tus conocimientos profesionales. Por eso suele incluirse después de la experiencia laboral (en caso de que la tengas). Ya que es un sustento que las empresas podrán consultar para confirmar que tienes el conocimiento necesario para afrontar las funciones y responsabilidades del puesto de trabajo.

La formación complementaria es educación no reglada. Está compuesta por cursos, seminarios, talleres, entre otros estudios adicionales a tu carrera profesional. Se le atribuye la distinción «no reglada» porque no otorga títulos oficiales, sino un certificado.

La importancia de incluir la formación complementaria en el CV radica en que es una prueba del fortalecimiento de tus competencias. Así como la adquisición de conocimientos que, como su nombre lo indica, complementan tu formación académica reglada.

El apartado de estudios complementarios es distinto a la sección de educación dentro de tu carta de presentación. Porque es una preparación adicional que no necesariamente debes tomar en una institución universitaria, el tiempo de curso es menor al de una carrera profesional y para cursarlos no necesitas cumplir con requisitos especiales.

Por su parte, la formación académica se clasifica en niveles y no es posible cursar uno sin previamente haber culminado satisfactoriamente el que le precede. Por ejemplo, educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato, universidad… Los estudiantes siguen un orden.

¿Qué estudios debo poner en mi currículum?

Cuando se trata de formación complementaria en el CV, hay muchos cursos y demás estudios que puedes incluir. Sin embargo, lo más recomendable es dar relevancia a aquellos que agreguen valor a tu perfil respecto al puesto de trabajo.

No es necesario que crees un enorme bloque con todos los estudios complementarios que has cursado toda tu vida. Al reclutador solo le interesa saber cuál es la formación complementaria que ha fortalecido  las competencias imprescindibles para el trabajo. 

Estos son algunos estudios que puedes incluir en tu CV:

  • Cursos.
  • Talleres.
  • Seminarios.
  • Congresos.
  • Certificaciones especiales.
Por ejemplo:
  • Curso de Copywriting.
  • Taller de Atención al Cliente.
  • Seminarios de Marketing para Restaurantes.
  • Certificado de Manipulación de Alimentos.
La inclusión de uno u otro dependerá de cuán relevante sea para el puesto. Si no se relaciona directamente, es mejor que lo omitas y solo incluyas aquellos que aporten más valor a tu perfil. Incluso, puede ser uno solo. Prioriza la calidad sobre la cantidad.

educación adicional en el currículum

Cursos opcionales

Hay otros cursos y estudios que podrías incluir en tu carta de presentación. Sin embargo, no es obligatorio que lo hagas. Recuerda: los reclutadores deben entender que esa formación complementaria  refuerza tus habilidades y conocimientos en relación al puesto;  además, marca una diferencia con el resto de candidatos.

Algunos cursos opcionales que también podrías incluir son los siguientes:

  • Curso de Habilidades Interpersonales.
  • Curso de Especialización en Informática Moderna.
  • Curso de Marketing para Principiantes.
  • Curso de Manejo Avanzado de Photoshop.
  • Curso Básico de Gestión de Redes Sociales.
  • Curso Avanzado de Diseño Gráfico.
  • Curso de Ofimática.
  • Cursos de Programación Básica o Avanzada.

Ejemplos

Para dar más credibilidad al apartado de estudios complementarios, es recomendable que menciones datos relevantes. Por ejemplo: nombre del curso, fechas, duración total, nombre de la institución y ubicación (en caso de que haya sido presencial).

De esta forma puedes introducir la formación complementaria en el CV:

Formación complementaria
Curso de Gestión Comercial y Marketing Básico
Abril 2018 – junio 2018

  • 240 horas de estudio
  • Business School
  • Madrid, España.
El hecho de que haya sido una formación online no le quita relevancia. Aquí tendrías que mencionar los mismos datos: nombre del curso, fechas, duración total y nombre de la institución. Solo tendrías que suprimir la ubicación, porque no fue presencial.

De este modo puedes incluir la información complementaria online en tu CV:

Formación complementaria
Curso Online de Redacción Creativa
Febrero 2021 – Abril 2021
240 horas de estudio
Instituto de Oficios Digitales.

Procura mencionar solo los cursos que te han entregado una certificación o diploma, porque el reclutador podría solicitarlo para corroborar tu participación.

agregar cursos en cv

Consejos para incluir la formación complementaria en el CV

Para que la inclusión de esta sección sea un éxito, apóyate en esta serie de consejos sobre cómo poner la formación complementaria en el currículum vitae:

  • Lo más recomendable es seguir un orden cronológico inverso (los estudios más recientes en el primer lugar y los más antiguos en el último lugar).
  • Hay una sección independiente para mencionar los idiomas, no es necesario que lo repitas en el apartado de formación complementaria.
  • La estrutuctura para redactar esta sección es muy similar a la que se sigue para mencionar la formación académica. Con la diferencia de que no debes mencionar el grado o título obtenido porque, por supuesto, no aplica.
  • Antes de incluir los estudios complementarios, repasa los requisitos del trabajo. Si no se relacionan directamente, omítelos. Es mejor no confundir a los reclutadores ni promocionarte como una persona con multihabilidades en distintas industrias.
  • Si no tienes el certificado de participación emitido por la institución donde hiciste el curso, no lo menciones en esta sección ni aunque se relacione con el puesto. Si el reclutador te pide el soporte y no lo entregas, podría pensar mal.

En resumen…

El apartado de formación complementaria en el CV podría convertirte en el candidato perfecto para el trabajo, tengas o no trayectoria laboral. Así que si no quieres perder tiempo ni demorar horas haciendo tu currículum, descarga una de nuestras plantillas de currículum y llénala de forma fácil y rápida.

Artículos similares