Mejores excusas para renunciar a un trabajo: cómo respaldar tu dimisión sin sonar absurdo

Si quieres renunciar a tu trabajo, pero no quieres revelar el verdadero motivo que ha propiciado esta decisión, bien sea porque no quieres quedar mal o quieres evitarte problemas, aquí te compartimos una serie de excusas creíbles que puedes usar para justificar la dimisión a tu puesto de trabajo.

Crea tu currículum en 15 minutos

Nuestra colección gratuita de plantillas de CV diseñadas por expertos te ayudará a destacar entre la multitud y acercarte un paso más al trabajo de tus sueños.

Crea tu currículum
Índice
Índice

Crea tu currículum en 15 minutos

Nuestra colección gratuita de plantillas de CV diseñadas por expertos te ayudará a destacar entre la multitud y acercarte un paso más al trabajo de tus sueños.

Crear mi CV

Renunciar a un empleo no es una decisión que se tome a la ligera, de hecho, a algunos profesionales les cuesta más que a otros, quizás porque tienen muchos años trabajando en la empresa, porque tienen buenas relaciones laborales, porque no quieren quedar mal, etc. Cada persona tiene sus propias razones, que no deberían cuestionarse, porque la baja voluntaria es completamente legal.

Ahora bien...

Si estás en ese punto en el que no quieres revelar el verdadero motivo que ha propiciado tu renuncia, independientemente de cuál sea, en esta guía te decimos cuáles son las mejores excusas para renunciar a un trabajo que puedes usar como un argumento válido y creíble. ✔

Los mejores pretextos para renunciar a un empleo


Mejores excusas para renunciar a un trabajo


Aunque renunciar a un trabajo es una decisión difícil, a veces no es posible (o sano) mantenerte en él; así que para que este proceso sea más fácil, estas son algunas de las mejores excusas que puedes usar al anunciar tu dimisión, si no quieres revelar la verdadera razón detrás de tu renuncia o dar demasiadas explicaciones 👇:

«Tengo un problema familiar»

Cuidar a un ser querido a tiempo completo, por ejemplo, es uno de los pretextos más comunes para renunciar a un trabajo. Incluso, si tienes hijos, también podrías decir que no tienes con quién dejarlos en casa o que su rutina escolar te ha dejado sin tiempo libre.

Esto es algo que suelen comprender las compañías, porque se trata de situaciones que escapan de tus manos, así que podrían aceptar tu renuncia sin hacerte más preguntas.

«Tengo un problema de salud»

Si bien no es una de nuestras excusas favoritas, porque inventarse problemas de salud no es un juego que apoyemos en ningún contexto, lo cierto es que también funciona para renunciar a un trabajo fácil y rápido, sin necesidad de dar mayores explicaciones.

Eso sí, que no se te vaya la mano con ese supuesto problema de salud, porque en el afán de hacerte cambiar de opinión podrían pedirte justificantes que te dejarían en evidencia, lo que afecta tu reputación y credibilidad profesional.

«El horario laboral no me favorece»

También es un justificante creíble, pero úsalo siempre y cuando consideres que tu jefe no podría ofrecerte un cambio de horario para convencerte de que te quedes en la empresa.

En este último caso, tendrías que idearte otra excusa que también sea lo suficientemente convincente como para renunciar sin que te pidan mayores explicaciones al respecto.

📌 Lee también: conoce cuáles son las excusas más comunes para faltar al trabajo.

«Conseguí un trabajo más cercano a mi domicilio» 

Siempre que no tengas transporte corporativo y que tu trabajo actual esté alejado de tu domicilio, puedes usar como excusa que conseguiste una oferta de empleo más cercana a tu residencia, por lo que te conviene más en cuanto a tiempo y ahorro de costes en transporte.

Ten en cuenta que si especificaste tu dirección real en tu curriculum vitae o la comentaste durante la entrevista laboral, no puedes mentirle a tu jefe, debes mantener la misma dirección; así que si no puedes usar esta excusa, elige otra que sí sea creíble en tu caso.

«Empezaré a estudiar a tiempo completo» 

Similar a la excusa de que el horario laboral no te favorece, pero mucho más contundente por si tu jefe te propone como contraoferta cambiarte el horario, ya que estudiar a tiempo completo te impide mantener un horario laboral regular, así que funciona como una excusa válida.

En el caso de que llegase a proponerte facilidades de horario, puedes argumentar que quieres mantener el 100 % de tu concentración en tus estudios, por lo que prefieres no trabajar por ahora. Es una forma cordial de mantener las puertas abiertas en la empresa.

«Me cambiaré de ciudad/país»

A diferencia de las anteriores, esta es una excusa aplicable a todos los casos, siendo completamente válida y creíble, lo suficiente como para que el empleador no intente convencerte de quedarte en la empresa, ya que tu renuncia sería por un motivo mayor.

De hecho, puedes combinar este pretexto con otros de los anteriores para justificar aún más tu dimisión, dejando una buena imagen en la empresa. Eso sí, no des demasiadas explicaciones porque podrías delatarte, usa este comodín si tu jefe te hace muchas preguntas sobre el porqué te mudarás de ciudad/país.

💡 Nota: no estás en obligación de profundizar en los motivos de tu renuncia, basta con que anuncies con tiempo tu baja voluntaria, porque esta debe ser recibida sin objeciones, ya que es legal. Nuestra recomendación siempre será considerar el preaviso de tu contrato laboral.

Razones de peso para renunciar a tu trabajo


Mejores excusas para renunciar a un trabajo


Ahora bien, anteriormente te sugerimos una serie de excusas creíbles que puedes usar para justificar tu renuncia a tu puesto de trabajo, si no quieres revelar el motivo real. Digamos que son pequeñas mentiritas piadosas que no dañan a nadie, sino que te sacan de aprietos.

Por supuesto, la honestidad siempre será el mejor camino, porque nadie puede obligarte a permanecer en un sitio de trabajo en el que no quieres estar; así que fíjate en qué motivos de peso podrían argumentar tu dimisión, razones reales que pueden ser el verdadero detonante de tu salida de la empresa y que, claro, puedes manifestarles a tu jefe, si así lo prefieres 👇:

  • Mal ambiente de trabajo.
  • Malas relaciones laborales.
  • Falta de motivación y satisfacción laboral.
  • Mejores oportunidades profesionales.
  • Nuevos objetivos profesionales.
  • Escasez de programas de desarrollo profesional.
  • Escasez de oportunidades de ascenso profesional.
  • Inconformidad salarial.
  • Sobrecarga laboral.
  • Acoso laboral.

También puede darse el caso de que las ‘excusas’ mencionadas anteriormente sean motivos personales reales que te obligan a abandonar tu puesto de trabajo, que son válidos.

Qué tener en cuenta al anunciar tu renuncia al trabajo


Renunciar a un empleo va mucho más allá de tomar la decisión y manifestárselo al empleador de un momento a otro, debes considerar que al ingresar a la empresa adquiriste compromisos y responsabilidades que debes cumplir, según lo que se especifique en tu contrato laboral, que sugerimos que leas con detenimiento antes de anunciar tu dimisión formalmente.

Entonces, estas son algunas cosas que debes tomar en cuenta sobre la renuncia a un empleo 👇:

  • Preaviso: lo común es anunciar tu dimisión con 15 días de anticipación, que es el tiempo mínimo para que la empresa asuma esta transición; sin embargo, en tu contrato laboral pudiste haberte comprometido a respetar otro plazo de preaviso, que es completamente válido, por lo que debes revisar tu convenio de trabajo antes de hablar con tu jefe, recuérdalo.
  • Tareas/proyectos pendientes: realmente, sería muy poco profesional de tu parte si renuncias dejando tareas y proyectos sin finalizar, a no ser que se trate de una emergencia. Y es que lo ideal es que dejes tu puesto de trabajo al día, sin ningún tipo de pendiente para que la transición sea más rápida y sencilla, facilitándole el trabajo a tu reemplazo.
  • Renuncia de efecto inmediato: aunque el preaviso suele ser obligatorio, es normal que algunas situaciones ameriten nuestra atención inmediata, obligándonos a abandonar el trabajo de un día para otro. Si este es tu caso, convérsalo cordialmente con tu jefe y acepta las consecuencias correspondientes (de nuevo, lee tu contrato laboral).
  • Transición: si considerarás el preaviso, porque tu renuncia no se trata de una emergencia, puedes mostrar disposición a facilitar la adaptación de tu reemplazo, esto demuestra tu profesionalismo, lo que podría mantenerte las puertas abiertas en la empresa. Por supuesto, esto debe ser en el tiempo justo y legal para ambas partes, ni más ni menos.
  • Carta de renuncia: aunque anuncies verbalmente tu dimisión, presentar una carta de renuncia es la manera correcta de dejar por escrito las condiciones que respaldan tu dimisión. No le restes relevancia a este documento solo porque tienes una buena relación con tu jefe, esta es una formalidad que cuida tus espaldas de posibles malentendidos futuros.

📌 Te puede interesar: aprende la forma correcta de decirle a tu jefe que te vas.

¿Usar una excusa o decir la verdad?


Mejores excusas para renunciar a un trabajo


Depende.

Como lo mencionamos anteriormente, la honestidad es una habilidad interpersonal bien valorada; sin embargo, a veces es mejor retirarse en paz, sin generar conflictos que podrían afectar tu reputación o carrera profesional. Aun así, la decisión depende de cuál es tu situación, por qué quieres renunciar.

De modo que lo que puedes hacer es analizar tu situación actual, cuál es el verdadero motivo detrás de tu dimisión, porque si se trata de un factor personal, que nada tiene que ver con el trabajo, puedes sincerarte con tu empleador, sin dar demasiados detalles. 

Ahora, si el motivo es laboral (mal ambiente de trabajo, falta de satisfacción laboral, etc.), también puedes sincerarte, si notas que tu jefe lo tomaría como un aspecto a mejorar; pero si consideras que esto ocasionaría problemas en tu contra, interfiriendo en tu salida de la empresa, es preferible que uses una excusa para que no sacrifiques tu tranquilidad.

No es que una decisión sea mejor que otra, es que cada profesional tiene sus propios motivos para renunciar a un empleo y vive una realidad particular en su trabajo; así que siempre elige lo que te dé más paz, sea la razón verdadera o una excusa creíble, es tu decisión.

En conclusión…


Si bien no es necesario que des demasiadas explicaciones cuando solicitas una baja voluntaria en tu trabajo, es preferible que des una razón para evitar que tu jefe suponga otros motivos que puedan perjudicar tu imagen como empleado o cerrarte las puertas de cara al futuro.

Por eso, en esta guía te sugerimos tanto pretextos como motivos reales que son válidos y creíbles para justificar tu renuncia, elige lo que mejor se adapte a tu situación laboral actual. ✔

Crea tu currículum con las mejores plantillas

Preguntas frecuentes sobre renunciar a un trabajo

Como información extra relevante, aquí tienes respuestas a dudas comunes sobre este tema 👇:

¿Cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal?

Infórmale a tu jefe con anticipación tu decisión de renunciar a tu puesto de trabajo (preaviso), presenta una carta de renuncia cordial y muestra disposición para ayudar a la compañía a afrontar esta transición. Esta es la mejor forma de renunciar a un empleo demostrando profesionalismo.

¿Cuántos días antes debo presentar mi renuncia?

El preaviso universal, por decirlo de alguna manera, es de 15 días naturales (dos semanas), aunque el tiempo puede variar si en tu contrato laboral se ha acordado un tiempo menor o superior. Por eso, antes de anunciar tu renuncia lee tu convenio laboral con detenimiento, porque incumplir las cláusulas del contrato de trabajo puede afectar tu indemnización, aunque se trate de una baja voluntaria.

¿Qué es la renuncia inmediata?

También conocida como ‘renuncia de efecto inmediato’, significa que tu renuncia se hace efectiva el mismo día que la anuncias, sin cumplir el aviso correspondiente, que es de 15 días, usualmente. Si bien no es la mejor forma de salir de un trabajo, a veces puede ser la única solución a un mal ambiente de trabajo, una emergencia personal o una mejor oportunidad profesional, por ejemplo.

Crea tu currículum en 15 minutos

Nuestra colección gratuita de plantillas de CV diseñadas por expertos te ayudará a destacar entre la multitud y acercarte un paso más al trabajo de tus sueños.

Crea tu currículum